2017: NATIVIDAD DE MARÍA - CP LUIS PALACIOS

El colegio Luis Palacios, de Valdepeñas, firmó en febrero de 2017 un convenio de colaboración conmigo, Luis Chacón, para organizar una actividad de animación a la lectura con el cuento ilustrado "Las 7 vidas de Mawiwi", para que los niños y niñas de 4º de primaria lo leyeran durante los meses siguientes y culminaran la actividad con motivo del Día del Libro, que se celebra cada 23 de abril.

Esta actividad se gestó entre mi gran amiga y "mecenas", Mariví de la Hoz, y José M. Cañaveras, maestro del colegio Luis Palacios, con un trasfondo solidario y desinteresado, como todas las actividades que se desarrollan con "Las 7 vidas de Mawiwi".

Entre ambos grupos de 4º de primaria y los profesores que han colaborado se adquirieron 50 libros, lo que se tradujo en 400 euros que se donaron íntegramente al "Instituto Secular de las Hijas de la Natividad de María", de Valdepeñas, Asociación de la que José M. Cañaveras es gran colaborador y voluntario.

El donativo se entregó a la Asociación en un acto celebrado en el propio colegio el día 20 de abril de 2017. En este enlace se puede leer la reseña que han publicado en el blog de la Asociación de las Hijas de la Natividad de María: entrega-del-donativo-de-mawiwientrega-del-donativo-de-mawiwi


Quiero expresar mi agradecimiento a José Luis Olmedilla, de la Librería "TBO", pues imprimió desinteresadamente las pegatinas con el logotipo de la Asociación.

Al día siguiente, el 21 de abril, se celebró la jornada que tanto esperábamos las partes implicadas, un "cara a cara" entre los alumnos y alumnas de 4º de primaria y el autor del cuento, o sea, yo. 

 Panel con dibujos de alumos/as que me encontré en la zona de 4º de primaria.


La actividad se desarrolló en 2 tandas y no tuvo desperdicio alguno. Todos los lectores me cosieron a preguntas, que fui contestando estoicamente, ya que me pusieron en serios aprietos. Empecé por 4ºB, la clase de José M. Cañaveras. Expongo algunas fotos del encuentro:




También nos acompañó Carmen de la Hoz, a la que agradezco mucho su interés.


Además realizaron dibujos de varios pasajes del cuento.



Después pasé a 4ºA, la clase de Ernesto Paz, donde tampoco me dejaron respirar. ¡Me bombardearon a preguntas!








He de decir que fueron unas charlas muy amenas y divertidas en ambas aulas, y muy participativas. ¡Me preguntaron incluso si habría una continuación de Mawiwi! Estaban interesadísimos en una segunda parte del cuento. No pude sentirme más halagado al saber que había gustado tanto. Dejando aparte el trasfondo social y solidario del mismo, no hay mayor recompensa para un trabajo que el ser reconocido y valorado. En este caso me transmitieron lo mucho que se habían reído con la lectura, que es al fin y al cabo lo que pretendo, hacer pasar un buen rato al lector.

También hay que reconocer el apoyo que los padres y madres de los alumnos han mostrado con la actividad. No sólo han participado en el proyecto, sino que no han puesto impedimento alguno para la publicación de las imágenes de sus hijos. Gracias a todos por el esfuerzo y la colaboración.

En definitiva, ha sido una experiencia enriquecedora que volvería a repetir. Espero que el colegio Luis Palacios siga promoviendo este tipo de actividades que aúnan lectura, solidaridad y encuentros con el autor. ¡Bravo!

Añado un enlace a otra reseña sobre la jornada: el-autor-de-mawiwi-nos-anima-leer-escribir

2 comentarios:

  1. Muchas gracias, Luis, por tu visita de ayer a nuestras clases.
    Gracias por habernos hecho partícipes, en vivo y en directo, de ese "don de la sencillez y la alegría de la palabra" de que dispones y que ha dado lugar a un libro fundamentalmente divertido. Es lo que más repiten los niños cuando se refieren a él.
    Te aseguro que han leído este libro con gusto, cosa que no les ocurre con muchos otros...
    Te esperamos en el cole cuando termines tu próximo libro de cuentos.
    Un abrazo mío y de los chicos y con él nuestro sincero agradecimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, José, por tu implicación en el proyecto y por incentivar de esa manera a los alumnos. Dice mucho de ti como maestro. No es fácil transmitir esos valores, y más aún en la era tecnológica que estamos viviendo, en la que los chicos prefieren una video-consola a leer un libro. ¡Me quito el sombrero!

      Eliminar